Logroño-Nájera

¡Hemos vuelto! ¡Por fin! tras muchas semanas sin poder peregrinar junto a nuestro grillo favorito por las fiestas, el cambio de año y sobre todo el frío, hemos vuelto con más ganas y decididos a andar con paso firme rumbo a Santiago todos juntos.

Comenzamos dónde lo dejamos , en Logroño, gran ciudad, gran provincia y mejor vino, porque no podríamos hablar  de esta maravillosa ciudad sin nombrar el excelente vino que cosechan en su provincia. Y como es costumbre hemos disfrutado de los frutos de esta tierra, aunque en nuestro caso, su versión sin fermentar.

En esta etapa conocimos el Puente de San Juan Ortega, el puente de piedra que va a permitirnos entrar en la ciudad sin desviarnos del camino, y aprovechamos para contemplar los restos del amurallado que aún se conserva desde el siglo XVI, mientras tuvimos la oportunidad de refrescarnos en el conocido como Pozo Cubillas, lugar antaño de reuniones y fiestas para los habitantes de Logroño, actualmente convertido en una zona de descanso y confort para peregrinos y logroñeses y donde pescamos estos peces para poder regalarles a los peque-peregrinos.

Y para acabar de contaros, queríamos que supieseis algo sobre lo que nosotros no teníamos ni idea, y es que, el famoso y conocido por todos, juego de la oca , tiene sus origen y la orden del Temple, los cuales, según la leyenda, inspirándose en el camino de Santiago, crearon el juego. Como nosotros no podiamos ser menos, por lo que creamos nuestro propio juego de la oca del camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bienvenidos a esta proyecto, que inicia un camino de unión entre dos generaciones tan alejadas en el tiempo, y tan cercanas gracias a esta experiencia.

A %d blogueros les gusta esto: