Puente la Reina-Estella

Comenzamos la etapa con ganas de marcha ¡ Que mejor que una buena zarzuela para animar el camino! La Marina de Arrieta, gran elección. ¡ No queríamos soltar el micro!

Rescatamos las tradiciones y jugamos a la palanka.¡ Que diver! Después de tanto esfuerzo, hay que reponer fuerzas. Para ello, nos servimos de la gastronomia de la zona y saboreamos unos exquisitos pimientos de piquillo.

No olvidamos la fauna autóctona. Descubrimos el jabalí y para ello nos documentamos en la biblioteca. Para acabar bien la jornada, coloreamos un precioso jabalí para obsequiar a los abuelos.

Tambien repasamos la arquitectura románica tan presente en la zona. Para ello hicimos una parada en el magnifico “Puente de la Reina”. Nosotros también hicimos nuestras obras de arte inspirados en el monumento.

Para terminar con la etapa, hemos parado en Cirauqui, para conocer su senda romana. No hay mejor que un buen paseo para despedirse de Puente la Reina.

Bienvenidos a esta proyecto, que inicia un camino de unión entre dos generaciones tan alejadas en el tiempo, y tan cercanas gracias a esta experiencia.

A %d blogueros les gusta esto: